Duermo en la facultad

© Bernal Revert

Frontera

leave a comment »

La puerta de la casa es una frontera.

Muchos inmigrantes se están acercando estos días al edificio ocupado con intención de unirse a la protesta. Para ellos, la huelga de hambre es un salvoconducto hacia la regularización.

Están convenidos de que la solución a sus problemas pasa por cruzar la puerta de la casa, instalar un colchón en el suelo y esperar.

Pero los ocupantes no pueden permitir que entre nadie más. A sabiendas de que la lista de huelguistas está ya en el despacho de la ministra de Inmigración y Asilo, han cerrado la puerta con llave.

En la imagen, tres sin papeles intentan convencer a Ahmed de que les deje pasar.

Anuncios

Written by Bernal Revert

julio 20, 2008 a 3:01 am

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: